• Categoría: Educación

Sí a la tecnología

Llega la LOMCE y con ella se pega un "palo" a las enseñanzas tecnológicas y artísticas. Sin duda, un gran error porque priva a los alumnos de ese pensamiento crítico tan necesario en la actualidad.

La tan controvertida LOMCE parece que entra con mal pie, ya no solo porque el resto de partidos políticos se hayan comprometido en derogarla en cuanto cambie el color del gobierno, sino porque es rechazada por infinidad de colectivos, desde profesores a sindicatos, pasando por padres y alumnos.

No se comprende como se puede llegar a aprobar una LEY con tan sólo el apoyo de un grupo político.

Entre uno de los puntos más polémicos está la reorganización de las materias a impartirse, donde se reducen de forma considerable las enseñanzas artísticas y la que más nos preocupa a nosotros, las enseñanzas de Tecnología.

Desde el colectivo de profesores de Tecnología no se entiende como en la sociedad en la que nos encontramos, donde la tecnología está en todo lo que nos rodea (teléfonos, televisión, transportes, informática, electrodomésticos, instalaciones de la vivienda, TICs, energías, etc), sea eliminada en ese porcentaje tan elevado del currículo educativo.

Una asignatura que te enseña a pensar, a trabajar en equipo, a planificar, a solucionar problemas, a la vez que proporciona una cultura general de materiales, electricidad, mecánica, instalaciones de la vivienda (y un largo etcétera) es fundamental para el desarrollo intelectual de los niños. Y no sólo tecnología, también es fundamental la música y la educación plástica.

Las horas "restadas" a estas materias se utilizarán para reforzar otras, como lengua castellana y matemáticas. Cada reforma educativa les otorgan más horas lectivas, y cada vez obtienen peores resultados, o no mejoran sustancialmente. Y no, no es por el nivel del profesorado, es tan sencillo como que los niños ni leen, ni estudian lo suficiente, a la vez que año tras año se repiten y solapan muchos contenidos. Y en vez de solucionar esto se dedican a lo fácil, a quitar horas a otras materias. Me veo en el futuro con 7 horas de lengua, 7 de matemáticas, 5 de inglés, y las otras 11 para repartir entre sociales, naturales, educación física, etc.

Los últimos rumores dicen que desaparece la tecnología en otro curso más, o sea, que si en la anterior reforma ya lo hizo en segundo de ESO, ahora puede hacerlo en 1º. ¿La tecnología es importante?

Parece ser que para los políticos actuales no, algo que no se entiende cuando siempre presumen de la introducción de las nuevas tecnologías en el aula. Portátiles, tablets, pizarras digitales, aplicaciones, etc, pero enseñar tecnología no.

Eso sí, la religión en todos los cursos, ahora incluso optativa en 1º y 2º de Bachillerato.

Back to top